Comparte

24/04/2019 –  4 minutos de lectura
Por Afaf El Haddioui

El comportamiento del consumidor está en el centro de cualquier estrategia de negocios. Medir y comprender cómo y por qué el consumidor interactúa con su categoría y sus productos es vital para tomar decisiones de marketing precisas y exitosas.

Sin embargo, los métodos tradicionales para medir el comportamiento del consumidor han mostrado muchas limitaciones. A menudo, se basan en preguntas directas que conducen a mediciones inexactas. Los errores de memoria, la post-racionalización y el miedo al juicio son algunos de los muchos sesgos cognitivos y psicológicos que pueden afectar las respuestas de los consumidores.

En los últimos años, la evolución de la tecnología ha introducido enormes mejoras en la medición del comportamiento del consumidor, lo que a su vez ha aportado una nueva eficiencia de costes.

 

Fuente y herramienta digital

Algunas de estas tecnologías trajeron mejoras a las metodologías tradicionales existentes. Es el caso, por ejemplo, de las encuestas en línea o móviles y los grupos focales, así como el uso del crowdsourcing en la investigación de mercado. Estas técnicas produjeron una reducción significativa en términos de tiempos y costos de estudios y encuestas.

También es el caso de las tecnologías VR y AR, ya que tienen un impacto más impresionante al llevar el producto y las pruebas de campaña al siguiente nivel.

El reconocimiento facial también es otra tecnología que ha traído beneficios significativos, al eliminar el cuestionamiento directo de las pruebas de productos y campañas, ya sea en un ambiente controlado o natural.

Por otro lado, otras tecnologías han creado una nueva forma de medir el comportamiento del consumidor que antes no era posible. El monitoreo social y la escucha son una de las técnicas que dieron a las marcas acceso a una cantidad considerable de conversaciones que contienen información útil para la toma de decisiones.

El análisis en tiempo real de estas conversaciones en torno a la compañía y sus marcas puede permitir el descubrimiento de oportunidades para iniciativas de marketing, pero también la detección de amenazas que ayudan a las empresas a tomar decisiones rápidas y reducir el riesgo en la reputación de la marca.

La tecnología ha permitido el florecimiento de nuevas fuentes de datos. Con Internet de las cosas (IoT), cada objeto de la vida diaria tiene el potencial de estar conectado y brindar una mina de oro de información para que las marcas comprendan mejor a los consumidores y respondan a sus necesidades.

 

El issue de la privacidad requiere transparencia

Sin embargo, la multiplicidad de accesos a los datos ha traído algunos desafíos. El principal está relacionado con la privacidad de los datos. Con escándalos como el caso de Facebook, los consumidores son más conscientes y escépticos que nunca.

Asegurar la transparencia con los consumidores con respecto a su uso de datos privados es un primer paso crucial que las empresas deben dar. Las empresas también deben buscar soluciones para crear una relación en la que todos ganen, ya sea pagando a los consumidores por compartir sus datos u ofreciendo servicios esenciales que pueden demostrar el valor de acceder y usar los datos de los consumidores con aplicaciones o plataformas que se ajustan a sus necesidades cotidianas.

Para concluir, la tecnología está evolucionando continuamente para proporcionar nuevas formas de medir el comportamiento de los consumidores, lo que también crea la necesidad de nuevas regulaciones y prácticas para garantizar el cumplimiento de la ética.

Autor

Afaf El Haddioui

North Africa CX Intelligence Lead, transforming data into valuable insights for decision making leveraging a consumer centric approach through a deep understanding of people emotions, needs and decision making processes. Passionate about art, literature and human understanding

Artículos Relacionados

Artículos Relacionados